sábado, 5 de febrero de 2011

Resumen 20o conferencia LA VIDA SEXUAL DE LOS SERES HUMANOS (1916-17), Sigmun Freud. Vol. XVI. Amorrortu.

Freud buscó definir el concepto de la palabra sexual, encontrando diversas maneras de definirlo.  Oposición entre sexos, placer, algo indecoroso y para mantener en secreto, la reproducción entre otras.  Pero sucede que hay cosas que no aportan a la reproducción y son sexuales, como besar y masturbarse.  es difícil una definición que englobe lo sexual.  Para la ciencia hay otro grupo de personas cuya vida sexual se apartan del promedio, estos, son los perversos que disfrutan relaciones con el mismo sexo, son los homosexuales o invertidos que renuncian a la reproducción.  Pueden o no ser personas éticas e intelectuales.  Los científicos han entrado a considerar un tercer sexo.  Pero hay otra serie de anormales:
  1. En los que se ha mudado el objeto sexual, boca y ano en lugar de vagina.
  2. Los que cuentan los genitales por su función excretora y no sexual, apartadas  por indecorosas en la educción del individuo, siguen atrayendo el interés sexual.
  3. Otros reemplazan genitales como objeto sexual, y lo reemplazan por otra parte del cuerpo:  Pecho, trenza o pie por dar un ejemplo.
  4. Para otros una pieza de vestido colma todos sus deseos:  Zapato, ropa, etc.  Son los fetichistas.
  5. otro grupo reclama el objeto total con demandas como la de convertirse en un cadáver y arrastrados por su impulso criminal, asesinan para disfrutarlo de este modo.
Otro grupo de perversos se satisfacen solo con la acción preliminar, anhelan mirar y palpar a la otra persona o contemplarla en sus actividades intimas. También desnudan una parte de su cuerpo, con la oscura esperanza de ser recompensa dos con una acción igual del otro.
El grupo de los sádicos, cuya meta es ocasionar dolor a su objeto con muestras de humillación, hasta graves daños corporales y, los masoquistas, cuyo placer es soportar la  degradación que le ocasiona su objeto amado,  tanto en forma simbólica como real.  En otros casos, varias de estas condiciones se entrelazan.
Cada uno de los grupos anteriores existe de modo real, y el otro se contenta con la imaginación de esa satisfacción; a estos no les hace falta un objeto real, lo pueden sustituir por la fantasía.
las prácticas sexuales anteriores con todas sus extravagancias y horrores cumplen en su vida igual papel que la satisfaccion sexual normal en la nuestra.  Hasta donde se instalan estas anormalidades en normal y, donde se apartan, se pueden estudiar a grandes rasgos y en fino detalle.  Aquí aparece el carácter de lo indecoroso, adherido a la práctica sexual, pero a menudo se extrema  hasta lo inmoral.

Estos fenómenos son muy frecuentes y difundidos y hacen parte de la vida sexual normal, son conformaciones patológicas y tienen relación con la pretendida sexualidad normal.
Tales perversiones o degeneraciones de la meta sexual o del nexo con el objeto sexual, han existido desde siempre y fueron toleradas y tuvieron vigencia social.

Los síntomas neuróticos son satisfacciones sexuales sustitutas. incluir o no a los perversos homosexuales como síntomas neuróticos no es posible, pues en ningún neurótico faltan ideas homosexuales y, muchos sintomas expresan esa inversion latente. Hay homosexual manifiesto, son invertidos conscientes y hay homosexual latente, no son conscientes.  Consideramos la elección de objeto del mismo sexo como ramificación regular de la vida amorosa.  No por esto desaparecen las diferencias entre homosexualidad manifiesta y conducta normal.
La paranoia suponemos nace del intento de defendernos de ideas homosexuales hiper intensas.  Una mujer puede tener conducta obsesiva cuando actúa o representa a su propio marido abandonado, estos síntomas personificando a un hombre, es habitual en mujeres neuróticas, lo que tiene que ver con las premisas de la homosexualidad.
La neurosis histerica puede hacer sintomas en todos los sistemas de organo y perturbar funciones.  Así se exteriorizan todas las ideas perversas que buscan suplir los genitales por otros órganos.  Los organos del cuerpo pueden tener además de su papel funcional, una significación sexual.  Estos organos pueden afectarse funcionalmente, cuando la misión sexual los reclama en exceso.  Son ideas sexuales perversas.  Organos portadores de recepción y excreción de alimentos, se convierten en portadores de la excitacion sexual. Igual que en las perversiones, pero aquí en el inconsciente de los neuróticos.
En la vida sexual del niño la libido es la fuerza que exterioriza la pulsion sexual, en el caso del hambre es la pulsión de nutrición.  En la práctica sexual del lactante, el placer se asocia a la recepción de alimentos luego se presenta placer aun despues de saciar el hambre. El solo chupeteo, le causa placer venerable, lo que será más tarde el orgasmo sexual. El chupeteo lo consideran mala práctica y el niño debe renunciar a éste.  Llamamos zonas erógenas a boca y labios.  El mamar del pecho en el psicoanalisis es el punto de partida de toda la vida sexual. Es el modelo inalcanzado de toda satisfacción sexual posterior, al cual la fantasía ayuda en momentos de apremio. Es el primer objeto sexual, luego se encuentran otros objetos y mudanzas de objeto. Se cambia el pecho por el chupeteo con el pulgar propio como independencia del mundo exterior, gana placer, luego excita una segunda zona del cuerpo, su zona genital, y encuentra la masturbacion.
El niño busca objetos sexuales en su propio cuerpo con la recepción y excresión de alimentos.  Siente placer al vaciar vegija e intestinos y, luego busca ganancia de placer en la excitación de zonas erógenas. El mundo externo es hostíl a su deseo de placer, esta es la lucha externa e interna que librará después al tener que dejar de hacer lo que desea y excita como defecar cuando quiere, por lo que determine la conveniencia social.  Se cambia placer por dignidad social, ya que la caca es es parte del cuerpo muy preciada para él.  Luego traslada esta estima por la caca al reprimirla, por la estima al "regalo" y luego al "dinero".  Aprecia sus hazañas urinarias.  ]El año es una especie de genital.
Todo lo anterior muestra la conexión de la vida sexual infantil con las perversiones sexuales. (caca, año., excitación, labios, boca, genitales, placer.), el ano toma en el comercio sexual de homosexuales  y heterosexuales, el papel de vagina.  Y muchos conservan la sensación de placer al defecar. Los niños expresan interés por lo defecado al mirarlo.  Al observar y analizar a los  niños, hay un parecido en la "sexualidad infantil" con las "perversiones sexuales".  La vida sexual del niño es perversa, pues no tiene la meta de la reproducción, solo persigue la ganancia de placer como meta.  Hay ganancia de placer con genitales propios, sin los de otro, u otro objeto desde onanismo o masturbacion del lactante, hasta onanismo de apremio en la pubertad, y persiste más tiempo aun.

La neurosis obsesiva:  Sus síntomas son nacidos de la presión de ideas sexuales sádicas hiperintensas, perversas en su meta y sirvern para defenderse de esos mismas deseos, o expresan la lucha entre la satisfaccion y la defensa. La satisfacción se impone en estos enfermos como rodeos, y de preferencia, se vuelve sobre la persona propia, se convierte en "automortificación".  La neurosis cavilosa, consiste en una sexualización desmedida de actos que son preambulos hacia la satisfacción sexual normal. Como ver y tocar, es una "angustia de contacto" y compulsion a lavarse. acción obsesiva en calidad de  repetición disfrazada y se remonta a la masturbación, acción unica y monotona acompañada de fantasia sexual.  Estos son algunos de los vínculos entre perversión y neurosis, y el significado de los síntomas que depende de la intensidad de los mismos.
La causa de la neurosis puede ser la frustracion de la sexualidad normal y su satisfacción. Lo que lleva a caminos anormales de excitación sexual. luego las ideas perversas aparecen con mayor fuerza. Estas son activadas por instituciones sociales permanentes que dificultan la satisfacción normal de la pulsión sexual. En otros casos son independientes de esas dificultades y son el modo normal de vida sexual para un individuo.
Las perversiones persisten en forma latente. Tienen su origen en la infancia. Niños pueden tener disposicion constitucional a ella, y la ponen en práctica en una medida que corresponde a su inmaduréz.
Sexualidad perversa para el psicoanalisis es la sexualidad infantil aumentada y descompuesta en sus iniciativas singulares. Las perversiones tienen relación con la vida sexual de los seres humanos. Los niños tienen vida sexual, lo que se ha ocultado o negado por mucho tiempo por la sociedad. Sienten excitación y satisfacción, aun así solo en la pubertad se desrrollen genitales con fines reproductivos.  la sociedad busca dominar la pulsión sexual, hasta que el individuo alcance madurez intelectual, ya que la pulsion sexual rompe la docilidad de la educación y arrasaría con la obra de la cultura.  Hay intereses economicos en la sociedad de no mantener hijos sin que trabajen y volcar toda su energía sexual en el trabajo.  Tampoco podemos mantener los hijos de nuestros hijos, sus padres deben responder y trabajar.
La sociedad convencionalmente estableció como meta conformar "Asexuada" la  vida del niño. La ciencia proclamó esto como su doctrina. Se omitió ver la práctica sexual del niño.  El niño es puro o inocente, lo contrario es sacrílego. Sus prácticas se consideran malas costumbres.  Las personas cubren la infancia asexuada con el velo de la amnesia del niño hasta los 5 o 6 años de edad, y esta amnesia se rompe con una exploración analitica y es atravesada por formaciones oniricas.
La sexualidad infantil antes de tres años es importante para sintomatología de la neurosis. La diferencia sexual no empieza con la diferencia de sexos. Para el niño solo existen genitgales masculinos. Solo concibe al ser humano con pene tan apreciado por él, luego teme al ver la vagina, que este se le haya abierto. Luego viene el "complejo de castración" al recibir amenazas por exceso de manipulación del pene.  La niña se ve perjudicada sin pene y envidia al varón, desea ser varón.  Deseo que retoma al fracasar en su papel femenino que le ocaciona neurosis.  Por lo demás el clítoris desempeña el papel de pene, satisfaccion autoerótica.  El clitoris posteriormente cede la sensibilidad a la vagina.  En la anestesia o insensibilidad sexual, el clitoris conservó esa sensibilidad.

Los niños tienen la sensación de que los adultos les ocultan la verdad con respecto a la procedencia de los niños, y por ésto se siente solo; su capacidad de conocimiento está limitada por la inmaduréz de su propia constitución sexual. Creen que nacen al comer algo en particular y no sabe que solo la mujer puede tenerlo. Luego advierte que el padre tiene algo que ver. Si ve un acto sexual, para el es un acto de violencia, de sometimiento. Si observa sangre en la cama, asume que mamá fue herida. Después sospecha que el pene tiene algo que ver, pero solo conoce la función de micción. Otra creencia que tiene es creer que viene por el intestino, es una porción de excremento. Luego desvaloriza todo interés anal y, cree que el ombligo se abre o el pecho entre las mamas, es el lugar del nacimiento.  Después en la pubertad recibe información incompleta con efectos traumáticos.   El psicoanalisis tiene el proposito de sustentar las tesis sobre la causa sexual de las neurosis y la significación sexual de los sintomas. Se amplió el concepto de "sexualidad" hasta abarcar la vida sexual de los "perversos" y de los "niños".  Así se le dió la extensión correcta, ya que fuera del psicoanalisis se llama "sexualidad" a la vida sexual reducida al servicio de la reproduccón y es la llamada "Normal".

Glosario de términos:
Onanismo: Masturbación, vicio.
Liza:  Arena, ruedo, palestra, estrado, campo.
Intelección:  intuición, comprensión, inteligencia.
Moción:  Idea, propuesta, iniciativa, petición.
Espetarme:  Soltarme, lanzarme, chantarme, clavarme, ensartarme.
Beatífica:  Bendita, santa, venerable, justa, candida, predestinada, bienaventurada.
Voluptuosidad:  Goce, erotismo, sensualismo, fruicción, deleite, delicia, pasión, conscupicencia, lubricidad.
...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada